0

El Puente del Petróleo, un lugar mágico de Badalona

Publicado por el .

Puente del Petróleo

El Puente del Petróleo, uno de los emblemas de Badalona

Cuando decidimos viajar a alguna ciudad lo primero que pensamos es, ¿qué hay que ver aquí? En el caso de Badalona lo que hay que ver es el Puente del Petróleo.

Cierto que el nombre suena feo, pero estamos hablando de un puente que se adentra unos 250 metros en el mar y unos doce metros de profundidad. Abierto al público desde 2009, es punto de interés para buceadores por el ecosistema que habita a sus pies. Quienes lo han visitado, destacan la magia que se puede sentir y respirar al final del puente: la luz, la niebla, el silencio, la soledad, los colores…

El puente que actualmente se puede visitar, fue construido por la antigua CAMPSA en los años sesenta. Es parte importante del patrimonio industrial de Cataluña al ser la única construcción de estas características en toda la región.

Originariamente, en su lugar hubo un pantalán de madera, construido en 1879, destinado a servir de crudo a la Suari i Canals, la primera refinería de petróleo que hubo en España. En los años 20 un temporal destruyó aquel puente de madera que fue sustituido por una estructura de hierro, expropiada en 1927 por la nueva compañía estatal Campsa.

Tras la guerra civil y el bloqueo internacional en el que quedó sumergida España, la estructura se degrada y obliga a construir un tercer puente, el actual, de acero y hormigón. En 1986, Campsa cierra las instalaciones y programan su derribo. Sin embargo, la presión ciudadana, iniciada por Josep Valls, consiguió evitar el derribo y conservar el puente como patrimonio para la ciudad de Badalona.

Desde entonces, bajo sus pies hay una estación meteorológica y un pequeño santuario de la vida marina. En él se llevan a cabo numerosos estudios sobre vida marina, sedimentación y regeneración de las playas.

Está prohibido pescar y zambullirse desde aquí, pero la sensación de verte rodeado de mar… es impresionante.

Te puede interesar

Escribe un comentario